PRODUCTOS

Nuevas realidades están naciendo con la denominación mini-mill. Se trata de pequeñas acerías que utilizan hornos de arco para fundir chatarra y que en consecuencia desarrollan contaminantes como humos/polvos secos.
Los humos se captan por medio de campanas y se envían a filtros de mangas/cartuchos en base a las temperaturas del flujo extraído.
Para la seguridad del filtro se utilizan sistemas de control loop de temperatura.
La aspiración se garantiza por ventiladores de alto rendimiento.